GESTIONANDO LA COMPLEJIDAD DE LA CADENA DE SUMINISTRO Parte 4: Como gestionar la complejidad

June 8, 2017

Gestionar la complejidad de la cadena de suministro consiste en identificar, evaluar, modelar y monitorear la complejidad estructural y dinámica existente en cada uno de los procesos de la cadena.

 

El modelo científico clásico fue el paradigma científico predominante durante varios siglos pero en los últimos años un nuevo conjunto de métodos y modelos emergieron ante la necesidad de dar respuesta a gran variedad de fenómenos y problemas que por su complejidad no se pueden abordar mediante los métodos tradicionales. Debido a que en el ámbito de la logística, los métodos y modelos más utilizados hoy en día por la mayoría de las empresas fueron diseñados siguiendo los principios científicos clásicos, éstos no contemplan el aspecto complejo de la cadena de suministro y por lo tanto resultan insuficientes para administrarla.

 

Dentro de los numerosos métodos actualmente disponibles, se destacan aquellos inspirados en el funcionamiento de los sistemas biológicos que encontramos en la naturaleza y de ahí que sus nombres tengan algun tipo de referencia biológica: Inteligencia artíficial (IA), algoritmos genéticos, algoritmos evolutivos, redes neuronales artificiales (RNA), sistemas adaptativos complejos (SAC), autómatas celulares, etc.

 

                                               Perceptron: Red neuronal artificial de 3 Capas

 

 

Mediante la elección adecuada de estos métodos es posible entonces sustituir los métodos tradicionales utilizados para: pronósticar la demanda, programar la producción, detrrminar rutas de transporte, calcular requerimientos de materiales, diseño de la red de suministro, entre otras actividades importantes para gestionar la complejidad de la cadena.

 

Pero adoptar un nuevo conjunto de métodos implica al mismo tiempo un cambio de mentalidad; de nada sirve cambiar de técnicas si se espera obtener el mismo tipo de resultados y por lo tanto los responsables de la administración de la cadena de suministro deben desarrollar nuevas habilidades gerenciales ante la incertidumbre y el cambio:

 

“Para gestionar la complejidad se requiere ante todo un cambio de actitud hacia la incertidumbre, aceptando que es inherente a la realidad y por lo tanto ineludible. Aceptar la incertidumbre significa reconocer que es imposible predecir y controlar el comportamiento de la mayoría de los procesos que enfrentamos a diario y que por consiguiente, son inevitables las desviaciones e imprevistos sobre las metas, planes y programas. Esto por supuesto no debe entenderse como una actitud conformista ni pesimista sino todo lo contrario, es un desafio para diseñar los mecanismos que nos permitan estar preparados, enfrentar los imprevistos de la mejor forma posible y desarrollar la habilidad de actuar rápidamente realizando los ajustes que sean necesarios” (Amézquita, 2015, P.37).

 

Podemos entonces sintetizar el enfoque aquí propuesto de administración de la cadena de suministro en los siguientes puntos:

 

Modelos más descriptivos que predictivos: Consiste en modelar la cadena de suministro para entender como funciona, es decir, para describir su comportamiento más que para tratar de predecir resultados específicos.

 

Modelos no lineales: Los modelos lineales son los más comunes debido a que son los más fáciles de resolver pero la realidad es que la linealidad rara vez se presenta; Los procesos logísticos son No lineales y por lo tanto, los modelos de pronóstico de la demanda, administración del inventario ó planeación que asumen un comportamiento lineal no describen adecuadamente el funcionamiento real de los procesos. Es importante entonces que los métodos y algoritmos utilizados esten en codiciones de modelar y responder al caracter no lineal presente en los procesos logísticos.

 

Enfoque sistémico: A diferencia de los métodos analíticos, que son aquellos que dividen la cadena de suministro para estudiar aisladamente cada uno de sus elementos; un enfoque sistémico significa que su estudio es integral, no se puede dividir porque ahora se sabe que el comportamiento global de un sistema complejo como la cadena de suministro no se puede inferir a partir del estudio del comportamiento aislado de cada uno de sus elementos.

 

Métodos probabilísticos en lugar de los determinísticos: La incertidumbre es una de las propiedades más importantes a considerar en la administración de la cadena de suministro porque no solamente esta presente en prácticamente todos los procesos logísticos sino porque además es uno de los aspectos que más impactan el desempeño de toda la cadena.  Los métodos determinísticos no están diseñados para gestionar la incertidumbre y es por ello que cuando se presentan eventos inesperados se suele desestabilizar todo el sistema generarando reprogramaciones, retraso en las entregas y todo tipo de ineficiencias que se traducen en sobrecostos. Matemáticamente la incertidumbre se representa como probabilidades y por lo tanto son los modelos probabilístico los que mejor describen el comportamiento de la cadena de suministro y permiten estimar los diferentes escenarios posibles con su respectiva probabilidad de ocurrencia. Un modelo probabilístico que se complementa con simulaciones y algoritmos de inteligencia artificial para identificar patrones de comportamiento es una herramienta de gran utilidad para la toma de decisiones.

 


 

En Sigmacol contamos con las metodologías y herramientas necesarias para ayudar a nuestros clientes y socios de negocios a diseñar el balance óptimo de complejidad interna en que debe incurrir para responder apropiadamente a la complejidad externa. Nuestros servicios de Ingenieria de la Supply Chain consideran la gestión de la complejidad en la cadena para cualquier tipo de organización e industria. Le invitamos a contactarnos a través del info@sigmacol.com para solicitar más información sobre nuestros servicios.

 

 

Acerca del autor:

Carlos Amézquita es instructor asociado de Sigmacol para la gestión de la cadena de suministro, Planeación y Gestión de la demanda y Gestión de inventarios. Administrador de Empresas con Especialización en Gerencia Logística Integral de la Universidad Militar, cuenta con 20 años de experiencia profesional desempeñándose como consultor de importantes empresas del sector privado. También ha ocupado diversos cargos ejecutivos como Gerente de Logística para Suramérica en las operaciones de Abastecimiento, Planeación, Almacenamiento y Transporte, de Colombia, Panamá, Venezuela, Ecuador y Brasil. Se ha desempeñado como líder de Planeación enfocándose en la Planeación de la Demanda y la Planeación Operativa.

 

 

Referencias

Amézquita, C. (2015). Teoría de la complejidad aplicada a la administración de empresas.  Bogotá. ISBN 978-3-639-78142-7

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes