Cadena de suministro especializada.

Las cadenas de suministro especializadas son aquellas dedicadas a gestionar ayudas humanitarias para diferentes fines, como llevar suministros, resguardo y alimentos a población civil desplazada por la guerra o que estén dentro de un territorio en guerra; a gestionar también dicho alivio en situaciones de desastre natural; también se considera a las organizaciones sin fines de lucro, la industria de servicios (sector de la salud) y los retailers o minoristas (ventas al detalle). Hay otras categorías que también pueden ser consideradas cadenas de suministro especiales, como aquellas específicas para una industria, las cadenas virtuales o e-business, así como también las cadenas de suministro de micro, pequeñas y medianas empresas. En algún momento las cadenas de suministro dedicadas a las actividades de mantenimiento, reparación y suministros de operaciones (operating supplies - MRO) también fueron consideradas especializadas, pero la frecuencia con la que ahora se incluyen esas actividades en las cadenas de suministro hace que ya no sean especiales sino parte integral de las mismas.

 

Para el gerente de Supply Chain, entender este tipo de cadenas de suministro es vital, aunque no esté gestionando una, porque puede aplicar esas experiencias en la gestión de cadenas de suministro tradicionales enfocadas al diseño, manufactura y distribución de productos.

 

Una cadena de suministro humanitaria o para el alivio en situaciones de desastre debe ser desplegada rápidamente y hacerla resiliente contra diversos desafíos como robos, apropiación indebida de bienes e interrupciones en los diferentes modos de transporte. Este tipo de cadenas de suministro operan constantemente bajo situaciones de mucha incertidumbre y en ellas se aprende y se desarrolla una capacidad de respuesta muy elevada ante los cambios en el entorno. Es una constante que el suministro y la demanda siempre estén en desbalance debido a que la demanda puede incrementar de manera abrupta, la infraestructura es afectada por las acciones del hombre o la naturaleza y el cumplimiento de la ley se puede comprometer. La manera en que estás cadenas se mantienen ágiles es creando relaciones con personas comprometidas con las actividades de ayuda humanitaria y de alivio de desastres en las zonas afectadas. Son personas de la comunidad local que conocen muy bien cómo relacionarse en ella y en las que especialmente se puede confiar para hacer llegar la ayuda.

 

Aquí vale la pena mencionar dos ejemplos de cadenas de suministro humanitarias.

El primero viene de la experiencia de un buen amigo, Henry Yandún, con su empresa en Ecuador a raíz del terremoto que afectó a la población en la provincia de Manabí el 16 de Abril del 2016. Su empresa, Kubiec Conduit, fabrica soluciones innovadoras en acero para diferentes sectores de la economía. Gracias a la agilidad en la toma de decisiones del equipo de trabajo, se pudieron plantear estrategias que resultaron en nuevos diseños, inclusive la creación de una nueva línea de producto, en respuesta a las necesidades demandadas por la población afectada. Lo más importante de todo esto es que no le costó un centavo al gobierno o a los afectados. De una acción de solidaridad con sus paisanos, ¡nació una línea de producto! Realmente no todo es dinero en la vida, hay cosas que valen mucho más que eso y ellos lo demostraron con acciones. Quiero citar sus palabras en este artículo, ya que describen muy bien cómo se llevó a cabo este proceso de apoyo a la población afectada por el terremoto.

 

“Hace 100 días ocurrió el lamentable terremoto. Nos debió tomar 10 días asimilar el golpe y sufrir por la crisis que se venía. Era una situación para que todo el mundo se pusiera a llorar. Decidimos entonces no pasar al grupo de llorones sino al de hacer y vender pañuelos. Comenzamos con la solidaridad, y nació el imbatible refugio Kubiec Conduit. Diseño trabajado por muchos y optimizado en las horas de sueño por German Zamora Cadena y Ramiro Amores. Lo que iba a ser una donación directa y personal de la empresa se transformó en la solución privada más importante para los damnificados porque ya van más de 700 familias que ya no duermen bajo plástico, sin que cueste un centavo ni al gobierno ni al beneficiario, todo con ayuda de todos ustedes. Serian 20 días después de haber ocurrido el terremoto que nuestros ingenieros liderados por Ricardo Pazmiño ya tenían listo el proyecto de las escuelas de emergencia que también fueron un éxito del diseño y la eficiencia constructiva. En el increíble plazo de menos de treinta días construimos ocho escuelas desde el cimiento hasta la inauguración. Fueron más de 15000 m2 y debe ser todo un record nacional. Nuestros niños de Manabí y Esmeraldas iniciaron sus clases semanas apenas después del terremoto. Todo gracias a un ñeque impresionante de nuestra gente que no paró de trabajar día y noche, 24x7. Entregamos las obras 24 días antes del plazo. Y seguimos entregando más escuelas, pues somos los que nos ganamos el derecho a ser los mejores por tiempo y calidad. Eso abrió los ojos de mucha gente.

Enseguida el GAD (Gobierno Autónomo Descentralizado) de Manta nos pidió refugios "tuneados" que ahora son las casas emergentes entregadas la semana anterior. 
Nuestra empresa parecía que había nacido y se había equipado específicamente para esta crisis, pues, dentro del mismo período desarrollamos la línea Kubihogar. Con casas sismo resistentes, definitivas y fáciles de montar. Y logramos una solución que, aparte del tiempo de fundir el cemento, se demora en instalar menos de tres días... ¡Debe ser otro record!

El record no es sólo por tener casas lindas que se arman en tres días. Es el record en generar una nueva línea de negocio, con su organización, nuevas fuentes de trabajo para arquitectos, ingenieros, obreros, instaladores. Desarrollamos estrategia, diseño, fabricación, red de proveedores, partes y piezas, generamos micro empresarios para desarrollo de puertas, ventanas, cimientos, etc., catálogos, participamos en tres ferias con las nuevas casas, etc. Etc. En días... Casi que en horas.

Estamos ahora empeñados en lograr armar 28 casas por semana. A veces desmayamos, pero el fin de nuestras obras y las lágrimas de felicidad de las personas que reciben el refugio, el aula o su casa definitiva; nos dan una fortaleza increíble. Han pasado cien días desde el terremoto y hemos desarrollado, diseñado, producido e instalado varias soluciones de una manera tal que será un recuerdo imborrable toda nuestra vida. Todo gracias a ese equipo de gerentes Kubiec Conduit que están preparados para desempeño extremo, a nuestros ingenieros que trazan con su mano los dibujos innovadores y plasman en sus mentes los cálculos más eficientes. Gracias a los obreros que trabajaron sin descansar sabiendo que estábamos ayudando a gente muy necesitada. Gracias a las centenas de instaladores nuestros y nuevos instaladores que sacamos de los albergues y les capacitamos en Manabí, gracias a todos los proveedores de servicios y productos que nos acompañaron también en las extensas jornadas (24x7) para completar coherentemente este gran trabajo.

Todos (incluyen los ingenieros calculistas, los proveedores de comida, los transportistas héroes de  Kubiec Conduit, etc.) han realizado un gran trabajo.
La vida es bella cuando se logran tantas cosas en menos de cien días. Yo, aun no lo puedo creer...”

Imagen tomada del perfil de mi buen amigo https://www.facebook.com/henry.yandun​

 

 

 

El otro ejemplo viene de entidades como Unidos Por la Democracia, VEPPEX y Despierta Venezuela, quienes con su labor trabajan por hacer llegar insumos médicos y alimentos a diferentes ciudades y poblaciones de Venezuela desde el exterior. Es noticia a nivel mundial todo lo que ocurre en Venezuela en este momento, donde un régimen que fue heredado hace 4 años, pero que viene trabajando una idea comunista desde hace más de 30 años y que se consolidó en el poder hace 18 años es responsable de la crisis humanitaria más larga y compleja de la historia de ese país. Así como estas tres organizaciones, muchas otras trabajan por abastecer a los más necesitados con alimentos y medicinas. Muchos esfuerzos han sido frustrados por el gobierno, mientras otros han dado buenos frutos. Las personas adecuadas en la comunidad pueden hacer que estas iniciativas tengan todo el éxito que se merecen.

Otra organización que está haciendo muchos esfuerzos por llevar ayuda a los más necesitados en Venezuela es Heal Venezuela la cual está creando estaciones médicas emergentes una vez al mes en los barrios marginales de Venezuela que proporcionan atención médica y medicinas que ya no se pueden encontrar en el país.

Imagen tomada de la cuenta de Facebook de Heal Venezuela https://www.facebook.com/HealVenezuela/

 

Podemos dar muchos otros ejemplos de cadenas de suministro humanitaria o para el alivio en situaciones de desastre, ya que en todo el mundo existen situaciones que ameritan el desarrollo de la misma, pero para efectos prácticos sólo nos quedaremos con dos casos.

 

 

Una cadena de suministro para un hospital se enfoca en la reducción de costos, especialmente en estos tiempos de crisis y recesión a nivel global, pero al mismo tiempo deben desarrollar un alto grado de visibilidad hacia el futuro de sus operaciones, así como un alto grado de calidad en la ejecución. Los costos dentro de este tipo de cadenas son muy elevados y representan el factor más importante a controlar. Un medio adecuado para ello es la revisión constante de los contratos de servicio y de suministro con sus proveedores para asegurar que los precios no incrementan regularmente debido a diversos factores. Se busca en ellas que la eficiencia en las operaciones de sus proveedores se transfiera a ellos en la forma de precios más bajos. El uso de tecnologías como identificadores únicos para los dispositivos (UDI), RFID, códigos de barra y otros medios de identificación única asociados a equipos, suministro y demás recursos utilizados en la ejecución de sus operaciones, así como la gestión efectiva y el manejo de los datos en una base limpia y sin errores, permite la gestión adecuada de los costos y mejora también el proceso de seguimiento de los recursos y agiliza la facturación.

 

 

La cadena de suministro de los retailers o ventas al detalle por su parte está bajo una presión enorme debido a los costos de capital asociados a su infraestructura. Quienes tienen un modelo de venta en línea serán quienes en el futuro gocen de mayor rentabilidad y sostenibilidad, ya que las instalaciones físicas tienden a desaparecer y en cambio una red de distribución eficiente en donde se mantengan los productos más vendidos en inventario en los centros de distribución y se gestionen los menos vendidos a través de un modelo de demanda centrada en el cliente, ayuda enormemente en la gestión de costos totales de adquisición y los recursos. Las tiendas están convirtiéndose en centros de distribución a la vez que el sitio web del retailer influencia e impulsa la demanda. Este rediseño de las operaciones de un retailer ayuda a que se conviertan en opciones de multicanal efectivos en respuesta a los cambios constantes del mercado. Un ejemplo de cómo se puede lograr esto es utilizar el canal de ventas online para ensayar como le va a los nuevos productos y mover a la estantería los que generen mayores ventas.

 

Todas estas cadenas tienen en común tres aspectos claves que las caracterizan para que sean exitosas en el ambiente en el cual se desarrollan: Agilidad, Flexibilidad y Colaboración, siendo este último aspecto junto al Tiempo y la Distancia, el ADN de toda cadena de suministro.

 

 

Fuentes:

APICS Body of Knowledge.

CSCP Certification Learning System

https://www.facebook.com/henry.yandun

 

 

¡Un gran saludo!

 

Carlos Perozo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags